Fundada en 1581

 


Imagen en el altar de San Pedro Apóstol



Imagen ante la capilla de la Virgen del Rosario


Imagen sobre el trono de San Juan, ante la capilla de la Virgen del Rosario

 

En el año 1581 llega a la villa fray Diego Núñez del Rosario de la orden de Predicadores con el propósito de fundar, bajo el auspicio y autorización del obispado de Cartagena, que ostentaba Gómez Zapata, la Cofradía de María Santísima del Rosario.

La Archicofradía fue fundada por fray Diego Nuñez del Rosario el 19 de noviembre de 1581, y la imagen de la Virgen se coloca en una pequeña capilla de la pequeña iglesia de San Sebastián. Se constituyó la primera junta directiva formada por D. Diego Espín y D. Francisco de Ayala, alcaldes originarios de la Villa y Juan Riquelme (mayordomo) y Luisa de Ayala (camarera). En 1595 y ya en la nueva iglesia de San Pedro Apóstol, la Archicofradía adquiere una capilla en la misma (la segunda en la nave derecha). En 1692 la Archicofradía reforma sus estatutos, y durante los siglos XVIII y XIX los presidentes de las Cofradías o Hermandades son los curas párrocos, que delegaban la gestión de las mismas a otras personas.

La  Archicofradía del Rosario tomaría nuevos aires en la segunda mitad del siglo XIX. En 1851 se acuerda abonar por primera vez una cantidad (18 reales de vellón) por las novenas a la Virgen, además de dos reales a cada monaguillo.  En 1860 es nombrada camarera Isidra López, con un sueldo anual de 5 reales, y también ese año se adquiere una peluca para la imagen de la Virgen. En 1867, la Archicofradía cuenta con 243 hermanos y nombra por vez primera a un seglar como Hermano Mayor en la persona de José Marín.

La Virgen porta en sus manos un Niño Jesús, sobre el que se piensa que podría pertenecer a la antigua imagen, destruida en los años de la guerra civil española, ya que pertenece a la escuela de Salzillo y está datado en el siglo XVIII. La imagen reposa sobre un trono de los hermanos Alonso y Roque Lorente, y cuenta con una corona de plata obra del orfebre murciano Santos Senac. La Virgen cuenta en su ajuar con dos pelucas de pelo natural, varios mantos (el que procesiona en la actualidad es el que se le hizo en 1939), vestidos y delantales.

Cuenta la Archicofradía con un estandarte que lleva en el medallón central una imagen pintada de la Virgen del Rosario. Las fiestas de la Virgen del Rosario, culminan el domingo siguiente al 7 de octubre con la procesión de la imagen que sale de la iglesia de San Pedro Apóstol a las 6'30 horas de la mañana. Octaviano, antes de morir, encarga la custodia de la Virgen a la Hermandad de San Juan Evangelista, que también presidía. Desde entonces, se instaura la norma de una sola presidencia para ambas hermandades. Durante los últimos años, la Archicofradía ha visto como se realiza su retablo-capilla, obra del pintor Muñoz-Barberán y la Archicofradía celebró su IV Centenario en 1981 con grandes actos cívico-religiosos.

En 1985 se bendice el nuevo retablo, aunque por otra parte la procesión vespertina de las fiestas de octubre se suspende. En la actualidad, Diego Luis Pacetti López ostenta, como presidente de la Hermandad de San Juan Evangelista, el cargo de Hermano Mayor de la Archicofradía de Nuestra Señora del Rosario, siendo Mariola Alegría López la actual camarera de la imagen mariana.

NORMAS PARA CAMBIAR DE ROPAS A NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO DE ALCANTARILLA, TENIENDO EN CUENTA LOS TIEMPOS LITURGICOS DE LA IGLESIA CATOLICA.